Máquinas expendedoras de Tattoos

Tipos de Máquinas tattoo

Con las máquinas expendedoras tattoo que comercializa InterIbi para tu negocio, el pequeño puede conseguir un tatuaje que se coloca con agua.

Interibi tiene dos modelos de máquinas tattoos una con dos canales y otra con cuatro canales.

Se pueden combinar ambos modelos de expendedoras simplemente con cambiar los tattoos internos. Por lo que resultan asequibles incluso fuera de temporada.

Se convierten de esta forma en las máquinas ideales para espacios limitados y dar un toque atractivo a tu establecimiento.

Gustan a todos los niños

Estas máquinas de tattoos son una gran opción a tener en cuenta para reclamar la atención de niños que imitan a sus padres y geniales para instalar en bares, hoteles, locales recreativos, ludotecas o áreas comerciales entre otros.

De llamativos colores y luces que se encienden y se apagan, la posibilidad de contar con una de estas expendedoras es un éxito seguro.

Animales, superhéroes, dinosaurios, emoticonos, seres de fantasía… cualquier dibujo forma parte del imaginario de los tattoos que se obtienen de las máquinas de InterIbi.

Los tattoos que dispensan estas expendedoras son resistentes al agua, por que lo que el niño puede bañarse en la playa o la piscina sin temor de que se borren.

Duran impresas en la piel alrededor de tres días, dependiendo del lugar del cuerpo donde se apliquen y del roce.

Un consejo: para que duren más, es mejor adherirlas en la piel ya seca y limpia. No hay que temer si estos tatoos son perjudiciales para la salud. Ni mucho menos, ya que el producto de Interibi cumple todos los estándares de calidad y sanitarios requeridos en europa y america.

Las calcomanías que se obtienen de las máquinas expendedoras de InterIbi están formadas sin nanopartículas, componentes de origen animal ni agentes perfumantes. Son tatuajes testados dermatológicamente y fabricados siguiendo el estándar cosmético europeo y americano. No son tóxicos. En absoluto.

¿Cómo se pone un tattoo?

Con la idea de aplicar el tatoo, hay que retirar el protector que protege el dibujo y colocarlo sobre una zona seca y limpia de la piel. Para conseguir una óptima adherencia, se debe humedecer el dorso.

Lo mejor es hacerlo mojándolo levemente con un paño húmedo, una esponja o similar. El último paso es presionar la zona con el diseño unos 20 segundos y a continuación retirar el papel.

Despacio se va deslizando la envoltura y verás como la calcomanía va apareciendo impregnada en la piel con todo su esplendor.

¿Cómo se quita un tatoo?

Por norma general, los tattoos van perdiendo textura pasados unos días hasta que se borran completamente de la piel.

Si después de 6-8 días no han desaparecido del todo, una opción ideal para conseguirlo es aplicando agua caliente con vinagre en la zona tatuada.

Resulta difícil llegar a esta situación, pero puede llegarse el caso.

No hay que temer posibles reacciones adversas ni irritaciones en la piel. Con InterIbi no hay mejor regalo que un tattoo divertido para fardar entre amigos.