Máquinas recreativas deportivas infantiles

Máquinas recreativas deportivas infantiles

Jugar desarrolla la creatividad del niño. Reduce su estrés, los estados de conflicto. Le divierte, le da vida. ¿Qué mejor actividad existe para ocupar sus ratos de ocio? Los más pequeños pueden, asimismo, fomentar sus habilidades a través de unas máquinas deportivas infantiles.

El deporte favorece el buen desarrollo físico y mental de los niños. De eso no hay duda. Por lo que a través de estas atracciones de InterIbi los jóvenes aprenden a concentrarse, coordinar sus movimientos, a jugar en equipo, calmar su temple o desarrollar su puntería.

Pongamos algunos ejemplos. InterIbi ofrece un amplio y variado catálogo de máquinas deportivas infantiles para todas las edades. Desde lanzar a una canasta de baloncesto, manejar un pinball, jugar a air hockey, conducir un coche en pantalla o disparar un dinosaurio. Toda diversión tiene cabida en este pequeño universo virtual de máquinas recreativas infantiles.

Más de 50 años de experiencia

InterIbi es una empresa con más de 50 años en el sector de máquinas deportivas infantiles, por lo que ofrece garantía, calidad en sus productos y saber hacer bien las cosas. Son muchas ya las generaciones de niños que aprenden a introducirse en el mundo de los videojuegos con las máquinas recreativas infantiles tipo arcade. Como las que tenemos en InterIbi.

De manera divertida y lúdica, los más pequeños se mimetizan con los personajes a los que dirigen cuando se ponen frente a las máquinas deportivas infantiles, ya que recrean fielmente las reglas de
actividades como el fútbol, el baloncesto, el boxeo o las carreras de vehículos.

Sin ir más lejos, el clásico futbolín adopta una forma atractiva y diseñada especialmente para los niños con el Crazy Football. En muchos centros comerciales y salones recreativos pueden verse máquinas deportivas infantiles de este tipo. Al igual que otras atracciones como el Pinball Super Skate, el Pinball Super Flip o el Pinball Minigoal.

Simulador de baloncesto

Una de las máquinas que más interés despierta es el simulador de baloncesto. El niño tiene delante una canasta a la que debe lanzar una pelota con el objetivo de encestar. Al mismo tiempo que lanza, la máquina, que tiene forma de pendiente, permite que el joven vaya recuperando la bola para que siga lanzando mientras dura la partida, a contra reloj. Es un juego realmente adictivo.

Si opta por el Crazy Cocrodile, por su parte, el niño puede desarrollar su destreza y ver cómo anda de reflejos. Se trata de una máquina recreativa en la que mientras aparecen las cabezas de estos animales, de manera alterna y aleatoria, el pequeño, provisto de un mazo, debe golpearlas antes de que desaparezcan. Cuanto más acierte, más puntos sumará en la partida.

Lucha contra los zombies

No acaba ahí la diversión. InterIbi pone a disposición de los peques otras máquinas recreativas y de entretenimiento. En Iceman, los protagonistas de la partida se convierten, durante unos instantes, en unos superhéroes de hielo, que necesitan unir sus fuerzas para combatir a los temibles zombies. Si de carreras de coches hablamos, nada mejor que disfrutar de la adrenalina que permiten las peligrosas carreras del Car Racing Seduda.

Unas máquinas que están dotadas de asientos de conducir, auténticos simuladores muy fieles a la realidad que están diseñados en colores fosforescentes para combinar en el salón de juegos.

En InterIbi somos fabricantes de máquinas expendedoras y vending. Llenamos negocios de colores, momentos mágicos y sonrisas para los más jóvenes. We love to make toys joy.