Peluches para máquinas expendedoras grúa

Máquinas expendedoras de peluches para ferias

Se acerca la Navidad, los niños tienen vacaciones escolares y una de las principales actividades que se pueden hacer durante estas fechas para divertirse toda la familia es ir a la feria. La Feria de Navidad es un clásico, con su noria gigante y sus autos de choque. Y también con las tradicionales máquinas expendedoras de peluches para ferias.

Estas aparatos de ocio y entretenimiento nunca faltan en las ferias y otro tipo de áreas recreativas. ¿En qué consisten? La mayoría cuentan con un brazo articulado o gancho que el usuario acciona con un mando después de insertar una moneda. Su objetivo no es otro que le acompañe el azar y pueda hacerse con un regalo de los que se encuentran en la pecera de la máquina.

Comprar máquinas expendedoras de peluches

Una de las empresas fuertes en la comercialización de máquinas expendedoras de peluches es InterIbi. Sus máquinas recreativas de gancho y grúa no pasan desapercibidas. Todo lo contrario. Sus llamativos colores, con luces que se encienden y apagan como reclamo y la música ambiental que les acompaña despiertan el interés de quienes se acercan hasta ellas. Grandes y pequeños. El objetivo es complicado, pero no imposible.

La expendedora de peluches es un juego de habilidad. Uno de los juegos atrapa peluches en el que su finalidad no es otra que la de atrapar peluches de ositos mediante un gancho de grúa que se maneja mediante un jostick, como el de las máquinas recreativas. De izquierda a derecha y de arriba a abajo, y viceversa.

Los juegos de grúas de peluches están adaptados para obtener muñecos con cierta pericia. El nivel de dificultad es bajo, aunque no es seguro ganar el premio. Con paciencia se puede conseguir. Depende mucho el tipo de premio que se quiera obtener. No es lo mismo un peluche pequeño que otro de mayor tamaño o peso.

Juegos de máquinas de peluches

Mediante el mando, el usuario que se dispone a probar suerte coloca la grúa justo encima del punto donde quiere coger un peluche y con posterioridad pulsa el botón rojo que tiene el propio jostick, para que de esta forma baje la grúa que recoge los peluches.

Si la grúa engancha el peluche lo recogerá y lo desplazara en el orificio de salida de la máquina para que el jugador pueda obtener su premio. Por contra, si no engancha ningún premio la grúa se volverá al punto de partida. El usuario cuenta con unos 20 segundos aproximadamente para realizar el juego. Discurrido ese tiempo, la grúa desciende para recoger lo que tenga debajo de ella.

Lograr un premio en las máquinas con garras para sacar peluches es cosa, sobre todo, de observación, estrategia y velocidad.

Pero siempre ayuda tener un poco de suerte. No resulta imposible, como dijimos antes, pero quien lo practica no debe dejarse llevar por su entusiasmo o ganas de tener un juguete a toda costa.

Para la presentación de uno o varios productos, o bien para llevar a cabo promociones de marca, contar con una de estas máquinas expendedoras de gancho o grúa de InterIbi es una buena oportunidad para tu negocio, sobre todo si cuenta con un potencial público de edad infantil.